De entre los muchos establecimientos árabes de la capital, el restaurante Alzahra resulta el más auténtico por su ubicación en el interior del Centro Cultural Islámico de Madrid (Mezquita de la M-30), todo un valor añadido para su amplia oferta gastronómica que recoge la esencia de la cocina de Oriente Medio y el Norte de África.

La llamada a la oración en el restaurante Alzahra

Nada más entrar uno se percata de que este lugar es diferente del resto de restaurantes árabes madrileños, ya que aquí en lugar de música chill out, lo que se puede escuchar durante la comida es el rezo de los fieles, más auténtico el sitio imposible. Otro factor que marca la diferencia es su decoración, que no es tan llamativa, extravagante, no trata de exportar “el concepto de mil y una noches” decorativo del que pecan sus homólogos madrileños. Apenas unos cuadros de mezquitas y una pared con arcos de herradura. Eso sí, la puerta de entrada es más propia de un ryad marroquí que de un restaurante, lo que me recordó a mis viajes a nuestro vecino Marruecos.

Así todo el protagonismo del restaurante lo acapara, como debe ser, la comida, no así las bebidas, porque recordemos que aquí no se sirven bebidas alcohólicas ni tampoco cerdo, como manda la tradición islámica. Estamos en un lugar típicamente musulmán, donde el árabe es la lengua predominante entre sus comensales. A diferencia de otros restaurantes de la capital, este es un lugar frecuentado por musulmanes afincados en Madrid.

Los musulmanes son los clientes habituales del restaurante Alzahra

El restaurante Alzahra ofrece un menú del día por 11,90 que incluye a elegir tres primeros, tres segundos más pan, bebida y postre. En nuestro caso optamos por tomar la Harira, una sopa de verduras típica de Marruecos sin nada que envidiar a las de allí; Hummus, crema de garbanzos turca;  Muyadara, un plato libanés de lentejas con sémola de trigo y arroz; y un Cus-Cus, sémola de trigo al vapor con pasas, pollo y verduras al más puro estilo marroquí. Como postre Muhalabilla, natilla libanesa, parecida a una cuajada pero mucho más rica gracias al toque de miel, coco y almendras.

Aunque si lo que se quiere es experimentar una inmersión gastronómica en su cocina, lo mejor es acudir sábado o domingo a degustar el buffet que, por 18 euros, incluye una selección de entre 15 a 18 platos típicos de los países árabes, más un principal a elegir entre cinco opciones.

El restaurante Alzahra está situado en la planta -2 de la mezquita, y permanece abierto de 13:30 a 16:00 y de 20:30 a 23:30 horas salvo los lunes, que cierra completo, así como la noche de los domingos. Por cierto, durante el Ramadán cierran al mediodía pero por la noche ofrecen los platos tradicionales de la fiesta musulmana.

Calle Salvador de Madariaga 4

Barrio de San Pascual (Distrito de Ciudad Lineal)

Metro: Barrio de la Concepción, Parque de las Avenidas y El Carmen

BUS: 21, 48, 53 , 122, 146 

http://www.restaurantealzahra.es/

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *