Mucho más que un spa. Oasis Hammam es una experiencia vital para todos los sentidos, un lugar único y exclusivo en Madrid pues se trata del hammam y baño turco más auténtico que existe en la ciudad, que combina los elementos originales que rigen los baños árabes en Oriente Medio y Magreb con las últimas tendencias para el cuidado del cuerpo en un ambiente íntimo y personal.

Situado en el barrio de Ventas, se trata de uno de los tres hammam de Madrid aunque sin duda alguna es el que más se asemeja con los clásicos baños magrebíes. Pero Oasis va más allá al incorporar el baño turco. Dos conceptos en un mismo espacio que sirven para purificar cuerpo y alma a través de los diferentes contrastes de humedades y temperaturas que proporciona el agua. Imposible no encontrarse con uno mismo en este lugar.

Oasis hammam baño turco de Madrid

“A los árabes que viven en Madrid  les hacía falta un hammam, pero también a la gente acostumbrada a ellos”, afirma Loli, una de las propietarias de Oasis Hammam. Mismo diagnóstico para los turcos.  Este novedoso concepto viene importado de Rabat y Casablanca, donde ya existen locales que mezclan hammam y baño turco.

Oasis Hammam es el referente para los árabes que viven en Madrid

Fue en Navidad de 2014 cuando Oasis Hammam abrió sus puertas para ofrecer un servicio adaptado por completo a las necesidades del cliente. De hecho, al principio no era un local mixto, sino que, como sucede en los países árabes, hombres y mujeres iban por separado. “Así fue hasta que vimos que el español estaba acostumbrado a ir al spa y en pareja”, dice Loli. La flexibilidad es su fuerte.

Sala húmeda de Oasis hammam baño turco de Madrid

Oasis Hammam dispone de horarios a la carta tanto para parejas como para hombres y mujeres. Incluso se puede cerrar para quien lo desee, como despedidas de solteras. Nadie se sentirá incómodo en este lugar, más bien todo lo contrario. “Cuando viene una árabe tradicional sabe que no hay hombres dentro, igual sucede con éstos y con las parejas”, explica. Vienen tanto árabes como españoles, aunque los segundos van alza. Y más mujeres que hombres, algunas desde Toledo y Guadalajara. Se pide bañador y/o bikini más toalla y chanclas.

Cuenta con tres salas más el vestuario y la zona de relax.  La principal es la sala húmeda. Su temperatura está a 32 grados y dispone de tres camillas para los masajes como el gommage, un masaje exfoliante, o el sabonnage, con espuma. También los hay con henna, aceite de argán o de algas marinas. Otra opción es el ‘cubo del amor’, que consiste en llenar un cubo de agua a la temperatura que uno desee y tirarlo sobre la cabeza. “Arrastra todo lo negativo, a las marroquíes les encanta”, asegura. Anexa a esta sala se encuentra el caldarium o baño turco a unos atrevidos 42 grados.

Masajes de espuma en Oasis hammam baño turco de Madrid

El flotario del Oasis Hammam es una experiencia única

Ahora bien el lugar más especial es el flotario. Una sala a 36 grados compuesta por una bañera individual con 300 kilos de sal, perfecto para combatir la osmosis. Es un espacio para uno mismo. “Flotas como si estuvieras en el Mar Muerto, lo que alivia la musculatura y la espalda”, explica Loli. Es un lugar para dejarse llevar durante los 30 minutos que dura la sesión de cromoterapia. “Hay gente que sólo viene a esto, es algo único”, añade.

Flotario de Oasis hammam baño turco de Madrid

Al finalizar la sesión, se recomienda pasar a la sala de relax. Con 26 grados, una iluminación cálida, música relajante y un cielo cubierto de estrellas, es un espacio al que se entra ya vestido antes de abandonar Oasis Hammam. Tumbado, con una infusión o cerrando los ojos. Es el desenlace ideal para una jornada dedicada al cuerpo y al alma, a ti.

Sala de relax de Oasis hammam baño turco de Madrid

Calle Sor María de Ágreda 39

Barrio de Ventas (Distrito Ciudad Lineal)

Metro: Quintana, La Elipa y Ascao

Bus: 38 y 113

Este artículo tiene 6 comentarios

  1. Pingback: Madrid Árabe | Oasis Hammam Madrid

  2. María Responder

    He estado en otros Hammam en Madrid y este es el primero que veo que se aleja de lo comercial y te ofrece una experiencia auténtica. Fue una sensación agradable sumergirme en otra cultura, en otra forma de cuidar el cuerpo y el espíritu. Ánimo a la gente a probarlo y a dejarse llevar. Salimos con la piel suave y el alma tranquila. Me queda probar el flotario, que parece una experiencia interesante. Repetiré, gracias Rafa por descubrirnos este lujo en Madrid

    • rafamrtz Responder

      Me alegro mucho de que la experiencia haya sido tan placentera, este lugar es un sitio único y verdaderamente auténtico.

    • rafamrtz Responder

      Hola Sara, como prefieras. Hay horas que es mixto y otras solo para mujeres. Tu decides.

  3. Enrique pablo luque Responder

    Me gustaria conocerlo ase tienpo que me fata un relax para disipar el estres.

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *