Son pocos los lugares que existen en Madrid para evadirse del bullicio y del ritmo frenético de la ciudad, pero menos aún los que permiten relajarse hasta perder toda noción de la realidad. Ese es el caso del Hammam Stetica Castellana Sports Club, un refugio para el cuerpo y el alma, que proporciona una experiencia que va más allá de la simple desconexión, un ritual sensorial donde ser uno mismo, aunque solo sea por unos cuantos minutos.

Hammam Stetica Castellana de Madrid

Localizado en el interior de la estación de Chamartín, dentro del complejo Castellana Sports Club,  el hammam o baño árabe es algo más que un recurso para los viajeros que desfilan por este lugar. Es un oasis de relajación y tranquilidad protagonizado por las manos de Hanaa Abouimrane, una profesional que cuidará cada detalle para hacer que el tiempo que dure este ritual milenario sea verdaderamente inolvidable.

Hammam Stetica Castellana dispone de tres modalidades para dejarse seducir por este ritual según dure 30 minutos, una hora y o el más completo de una hora y media. Los precios son de 35, 70 y 100 euros respectivamente, y aunque cualquier opción es más que recomendable, me inclino sin duda alguna por la última de todas, la más cara, pero también la más auténtica y completa. Lo afirmo por experiencia propia. “Tenemos un protocolo lo más árabe posible dentro del modo europeo”, afirma Hanaa. De hecho , la gran novedad es que el tratamiento aquí es siempre individual.

Té moruno en el Hammam Stetica Castellana de Madrid

El ritual milenario del Hammam Stetica Castellana

El escenario es íntimo y único pero sobre todo personal. Porque la experiencia es para uno mismo, el hammam es para ti. Comienza con la aplicación por todo el cuerpo del jabón negro beldi -típico de Marruecos- elaborado a base de aceitunas maceradas en aceite de oliva y sal, antes de pasar a la sauna privada.  Se busca  permanecer el mayor tiempo posible, aunque con cinco minutos basta, para lograr así que los poros de la piel se abran y que el jabón extraiga toda la suciedad que hay en ellos.

Hammam Stetica Castellana de Madrid

Acto seguido, se regresa a la sala. Tumbado, es el momento de encomendarte a Hanaa que se dedica a exfoliar con un guante especial todo el cuerpo mientras va volcando cubos de agua caliente sobre las partes ya limpias. Desaparece no sólo la piel muerta sino cualquier sentimiento negativo, es un momento mágico, una higiene corporal que es a la vez espiritual puesto que es imposible no encontrarse con uno mismo en esos instantes. Da la impresión de que nadie va y viene por tu cuerpo, porque el agua siempre está presente en toda la exfoliación.

Hammam Stetica Castellana utiliza productos 100% naturales

Una vez terminado, es el momento de tomar una ducha y volver a la pila. En esta segunda parte se hidrata la piel con aceite de argan, mientras se realiza un masaje de pies a cabeza. La relajación es máxima porque el ambiente es el más indicado, la música y aromas orientales te invitan a ello. Como también el té moruno a la menta con el que finaliza el tratamiento, sentado en la sala de relajación (abajo). Es imperativo alargar el máximo posible este momento.

Sala de relajación del Hammam Stetica Castellana de Madrid

Aquí vienen tanto hombres como mujeres. “No conozco a nadie que diga que no le gusta, todo el que lo prueba repite”, asegura la directora general de Stetica Chari Vázquez, que afirma que las sesiones de treinta minutos se les hacen cortas a todos, por eso recomienda al menos una hora en el Hammam Stetica Castellana.

Sea cual sea la modalidad, todos las opciones del hammam proporcionan un momento íntimo y exclusivo con la persona que más lo puede necesitar, con aquella a las que más debes de cuidar, contigo. Sumérgete en una experiencia única y viaja a un lugar del que nunca querrás regresar.

Hammam Stetica Castellana de Madrid

Castellana Sports Club (Estación de Madrid Chamartín)

Barrio de Castilla (Distrito Chamartín)

Metro: Chamartín

Bus: 5, t62

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *