Regentado por una familia hispano-egipcia, Samara es un imprescindible de la cocina árabe de la capital, el primero restaurante egipcio abierto en Madrid. Fundado en 1988, fue en su origen un pequeño restaurante que hace dos años amplió su espacio al cambiar de local pero sin dejar de conservar la esencia de aquel lugar que le vio nacer.
DSC01952

El primer restaurante egipcio de Madrid

Concurrido y dinámico, se trata de un restaurante egipcio con ambiente, no por su decoración, sin florituras arabescas salvo por unos cuadros y unos telares, sino por la atmósfera que crea el lugar: un pedacito de Egipto en el centro de Madrid, abierto por el carácter de la gente que acude a este lugar, e íntimo al mismo tiempo gracias a la iluminación de sus lámparas árabes de mil y un colores.
DSC01978
Las carnes asadas al carbón, que tanto distinguen a este restaurante, las cremas,  las ensaladas y los postres árabes  constituyen la materia prima de la comida de Samara,  mezcla de texturas y sabores.  Fui a cenar por una recomendación y ahora soy yo el que la extiendo a todo el mundo, porque el trato es excelente y la comida aún mejor, además de económica, un valor añadido en los tiempos que corren.
DSC01968

Una familia hispano egipcia regenta este restaurante egipcio

Nuestro menú consistió en un entrante de cuatro cremas: Hummus, cremas de garbanzos; Bababanug, crema de berenjenas; Tahina, crema de sésamo; y una crema de Yogurth con pepino y hierbabuena. Después un Taameia, una croqueta elaborada con garbanzos, puerros y cilantro. Como plato principal, nos sirvieron una degustación de carnes asadas, entre ellas, Kofta, carne picada y especiada de ternera; Kabab, carne de cordero macerada; Shish Taoug, pechuga de pollo macerada; y Chawerma, ternera laminada con un picadillo de tomate, perejil y cebolla, que junto a la Taameia fue lo más bueno que probé. Todo ello acompañado de auténtico pan de pita. Y de postre Baklavas, los célebres pastelillos árabes de hojaldre, miel y frutos secos.
DSC01965
Por nuestro menú pagamos 20 euros por cabeza, con una botella de vino (aquí no hay restricciones del alcohol). Aunque por 30 euros, existe un menú degustación de dos personas, que incluye una ensalada variada, combinado de carnes, una cazuelita de arroz, y dos panes de pita. Otra opción particular de Samara son sus “bolsillos”, bocadillos en pan de pita por 5,80, me quedo con el de Taameia.
El restaurante egipcio Samara abre todos los días, si bien es aconsejable reservar los fines de semana,  y ofrece también un menú del día, de lunes a viernes, por 8 euros con todo incluido, y distribuido en un entrante entre seis a elegir y luego un plato principal fijo, que es distinto cada día, así los jueves hay Cus-Cus, los miércoles Pescado al carbón…todo un homenaje gastronómico al país del Nilo.
DSC01966

Cardenal Cisneros 15

Barrio de Trafalgar (Distrito de Chamberí) 

Metro: Bilbao 

BUS: 21, 37,40,147,149

 http://www.restauranteegipcio.es/

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *