Situado en el barrio más multicultural de Madrid, a pocos metros de la plaza de Lavapiés, se encuentra el restaurante Habibi, que lleva nueve años ofreciendo lo mejor de la cocina libanesa en un pequeño local agradable, acogedor y de aire informal.

P1080308

El restaurante Habibi es el libanés más clásico de Lavapiés

Hace unos días acudí a este restaurante y nada más asomarme por la puerta pensé que me había equivocado, pues estaba prácticamente lleno de árabes viendo el fútbol en un canal libanés, con tanto o más entusiasmo que los españoles, y ahí no veía a nadie comiendo, ni daba la impresión de servir comidas. No obstante, estaban sentados a la entrada de un local multifuncional que cuenta con tres ambientes en virtud de si se viene a tomar un té, fumar una shisha (cuyo olor impregna el ambiente) o comer por una excelente relación calidad-precio. El restaurante Habibi es un local modesto pero auténtico, recientemente reformado, con bellas lámparas, mesas y sillas bajas, de trato correcto y con un servicio rápido.

P1080331

La carta del restaurante Habibi ofrece una amplia variedad de la gastronomía árabe, si bien la especialidad son los platos libaneses, por ello nos inclinamos por la novedad. Como entrantes “Warakarich”, hojas de parra rellenas de arroz y piñones (lo mejor que probamos)  y “Fatair”, empanadillas libanesas de espinacas, carne y queso (lo más flojo). Y como platos principales “Kafta”, pinchos morunos de carne picada, aderezada con perejil y cebolla, y “Maklube”, pollo asado con verduras, frutos secos y arroz, ambos estaban muy buenos y con la mezcla perfecta de especias.

Además, las raciones del restaurante Habibi se sirven todas con una ensalada de salsa de yogurt como guarnición, y en los platos grandes con arroz y con “Hummus”, así que cada cual que se someta a su apetito. Para los vegetarianos o los que no, ofrecen un plato por 8 euros,”Laham”, que incluye un poco de todo y que sacia a cualquiera.

P1080329

Cervezas y vinos del restaurante Habibi

Evidentemente tomamos un té de menta (tan bueno como el que sirven en medio mundo árabe), de entre una larga lista de más de 25 tipos, dos euros por persona, y para integrarnos más en la atmósfera del lugar, pedimos una arguila o shisha, que cuesta siete euros y nueve con alcohol y que, pese al presunto sabor a melón, personalmente me saben todas igual.

Para beber unas cervezas, aunque nos quedamos con ganas de probar la cerveza libanesa “Almaza”, que estaba agotada.  Y eso que no era la única bebida autóctona con alcohol. “Arak Touma” es un caldo mezcla de vino blanco libanés y anís, aunque lo más exótico es su carta de vinos tintos libaneses, desde los 15 a los 20 euros. En suma, la inmersión en la gastronomía libanesa sale por 13 euros por persona, con platos generosos.

P1080324

El restaurante Habibi cuenta con un menú del día de lunes a viernes que cuesta 8,50 y que incluye un primero a elegir entre hummus, babaganush,warakaris y tabule, más un segundo de entre shawarma, falafel, kafta y cuscus vegetal, junto a bebida y postre. Otra opción para este local polivalente que, aparte de tetería y restaurante, reserva la noche de los viernes y sábados a un espectáculo de danza del vientre.

Por tanto para muchos comer será solo una excusa para visitar este lugar, que ya solo por su nombre, Habibi en árabe significa “querido” o “mi amor”, trae buen rollo a este local, un imprescindible de Lavapiés casi abierto hasta el amanecer (02.00).

P1080317

Calle Ave María 41

Barrio de Embajadores (Distrito Centro)

Metro: Lavapiés, Tirso de Molina y Anton Martín

Bus: 27-34-36-41-60-78-116-118-148-C

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *