Un rencuentro entre viejos amigos me permitió descubrir hace unos días un restaurante sirio de lo más recomendables de Madrid. Aladino es uno de los clásicos de la capital que desde 1994 ofrece los platos más tradicionales de la gastronomía árabe en un ambiente cálido y acogedor, lejos de la fastuosa decoración -y de los precios- de otros restaurantes madrileños como Al Mounia.

IMG_1567

Un restaurante sirio que también ofrece comida marroquí

Este restaurante sirio está concebido como una casa rural típicamente árabe, con paredes de barro y banco corrido lleno de cojines bordados. Todos los elementos decorativos han sido traídos directamente de Marruecos y Siria para imprimir a este local de la mayor autenticidad posible, para recrear la atmósfera de los antiguos pueblos del desierto del norte de África, pero esta vez en el centro de Madrid, en las inmediaciones de la calle Princesa, su emplazamiento desde 2001 ya que antes se ubicaba en el barrio del Pilar.

Agradable, limpio y tranquilo, su aspecto rural y el minucioso cuidado por los detalles autóctonos de esta cultura milenaria atrapan la atención del cliente nada más adentrarse en este restaurante sirio, país del que procede su dueño Mazim, siempre atento a que no nos faltase de nada durante la comida, que también incluye lo mejor de la gastronomía marroquí.

IMG_1543

Entre los restaurantes árabes más íntimos de Madrid

Bien es cierto que para muchos será un restaurante árabe normal, decorado como todos los demás que existen en Madrid -sobre todo los destinados a españoles- pero tras pasar por más de una docena de ellos, he de reconocer que este lugar tiene un encanto especial, es más coqueto e íntimo que sus homólogos madrileños

Hablemos de comida. Elegimos el menú mediodía que por 10,95 incluye seis primeros y cinco segundos, más pan, bebida y té moruno. Entre los primeros, pedimos “Falafel” que son croquetas de garbanzo con comino y cilandro; “Fatush” que es una ensalada de lechuga, pimiento, tomate, peino y pan de pita; y “Hummus”, la clásica crema de garbanzos con sésamo.

IMG_1544

De los segundos, ordenamos ”Cuscus”, sémola de trigo con verduras y pollo; un “Tajin de cordero”, que es un guiso tradicional marroquí con zanahoria y aceitunas; y “Maklube” que es el plato más célebre de la gastronomía siria, compuesto de arroz con carne, berenjenas y almendras. Todo muy sabroso y abundante.

Existe también un menú degustación que por 21 euros incluye seis primeros y siete segundos más dulces árabes y té moruno, pero sin bebida. Entre las novedades respecto al menú mediodía está “Mohammara”, que es una crema de pimientos rojos con nueces y salsa de granada; “Labanes”, una crema de requesón con menta y aceite de oliva; “Pastela”, hojaldre marroquí con pollo, cebolla, almendras, canela y azúcar glass; y “Monazzaly”, carne con berenjenas y tomates gratinados al horno con arroz.

IMG_1553

En línea con la mayoría de establecimientos árabes de Madrid, los viernes y sábado hay un espectáculo de danza del vientre en este restaurante sirio poco antes de medianoche que envolverá el local en una atmósfera animada y atractiva, gracias a los sensuales movimientos de la bailarina profesional que deleitará a los comensales durante 15 minutos.

Con todo, recomiendo ir a este restaurante sirio entre semana en el turno de comida porque probablemente haya poca gente. Mucho más tranquilo para poder charlar de Siria con su propietario, aunque las historias no sean en este momento las más bonitas para escuchar.

IMG_1530

Calle  Duque de Liria 2

Barrio de Universidad  (Distrito Centro) 

Metro: Plaza de España y Ventura Rodríguez

Bus: 1, 2,3, 44, 46, 74, 75, 133, 138, 148, C1 y C2.

http://www.restaurantealadino.es/

Este artículo tiene 1 comentario

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *