Reyes, sacerdotes y alcaldes se esforzaron durante siglos en ocultar toda huella que evidencie el origen árabe de la ciudad. Y casi lo consiguieron. Hoy más que nunca es preciso dar a conocer ese pasado y explicar que la creación de los primeros símbolos de la villa está estrechamente vinculada a los tiempos de Mayrit: el escudo y el primer lema de Madrid así como la bandera de la región.

Escudo de Madrid, uno de los símbolos de la ciudad

Pocos elementos existen más castizos que la popular osa que figura en el escudo de la villa. Aunque no muchos conocen su verdadera historia. La primera vez que aparece esta osa se remonta al año 1212 en la batalla de Navas de Tolosa. Alfonso VIII de Castilla reclamó en aldeas y ciudades hombres para luchar en tan crucial batalla contra el imperio almohade. Y Madrid atendió su ruego.

La Osa y las estrellas, símbolos de Madrid

Un grupo de soldados de Madrid se unió a sus huestes portando un estandarte. En él aparecía una osa a cuatro patas con siete estrellas dibujadas en su lomo y paciendo en el pasto verde. Es la primera vez que aparecen dichos símbolos (durante una incursión castellana contra la taifa de Murcia en 1211 se hace una breve mención). Y se les vincula a la importancia que tuvo la astronomía bajo el dominio islámico de Madrid. En concreto, a la constelación de la Osa Mayor, fácilmente visible debido a la gran calidad del cielo en aquella época.

Primer escudo de Madrid, uno de los símbolos de la ciudad

Y es que fue aquí donde se fundó la primera escuela de astronomía de Al Andalus. Maslama al-Mayriti, el primer madrileño ilustre de la ciudad, fue su creador. De ahí la osa y las siete estrellas que rodean el escudo de Madrid.

Previamente, existe un emblema de Madrid que representa un piedra de pedernal sumergida parcialmente en agua. Dos eslabones la sujetan mientras saltan unas chispas. Este escudo es previo al año 1200. Sea como fuere, el pedernal es la piedra con la que se construyó la muralla árabe de Madrid. Y qué decir del agua, cuya importancia fue vital como así acreditaron los musulmanes. Ellos aprovecharon la riqueza acuífera de la villa para disponer de un sistema de suministro de agua único en Al Andalus.

Primer emblema de Madrid, uno de los símbolos de la ciudad

Historia árabe en el escudo y la bandera de Madrid

Más importante aún es el lema que le acompaña. Fui sobre agua edificada, mis muros de fuego son, este es mi emblema y blasón”De su lectura se entiende que los árabes edificaron la primitiva ciudad sobre un lugar rico en acuíferos y arroyos. Porque Madrid esta situado sobre un acuífero terciario de gran extensión y mucho espesor. Además, discurría el arroyo de San Pedro por la actual calle Segovia. Y también el arroyo del Arenal en la calle del mismo hombre. A ello hay que sumarle el río Manzanares.

Ahora bien, más llamativa es la segunda frase. Cuenta la leyenda que por las noches, los cristianos lanzaban flechas contra la muralla de la Al-Mudayna. Pero era tan robusta que al chocar con la piedra, saltaban chispas dando la impresión de que los muros eran de fuego.

Primer lema de Madrid, uno de los símbolos de la ciudad

Ese lema es un icono de Madrid desde los años ochenta. En plena movida madrileña, Alberto Corazón dibujó un mural en la plaza de Puerta Cerrada, que recuerda el lema y el escudo olvidados. Hoy es uno de los símbolos de la villa. Esta imagen llegó a ser portada de la prestigiosa revista Newsweek en un reportaje que dedicó a la ciudad.

Cierra el círculo la bandera de la región. Aunque reciente, también incluye las siete estrellas que simboliza la constelación de la Osa Mayor. Un recuerdo al antiguo concejo madrileño medieval. Todos son símbolos castizos de Madrid. Y ninguno se explica sin Mayrit, sin sus primeros habitantes, sin los árabes.

Bandera de la Comunidad de Madrid, uno de los símbolos de la región

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *